La Fiesta de Bodas – Mateo 22:1-14

Esta parábola ilustra el Reino de los Cielos, es decir los que serán parte del reino. Fue dirigida principalmente a los líderes religiosos pero aplica a nosotros hoy día, especialmente para aquellos que no han dado su vida a Cristo. El Señor les extiende una invitación para venir a Él y tienen la opción de aceptar o rechazar esa invitación. Aceptar o rechazar también tiene consecuencias, en el caso de aceptar buenas y el de rechazar, malas. Esta historia es muy severa en cuanto a las consecuencias de no aceptar esta invitación. El Señor fue muy claro ya que estaba tratando con un grupo de personas religiosas que eran intolerantes, legalistas, super religiosos externamente pero viviendo vidas pecaminosas delante de Dios. La realidad de sus vidas no era evidente externamente pero el Señor que mira los corazones lo sabía perfectamente. Estas historias confronto las vidas de ellos. Igual hoy día, la verdad de Dios nos confronta directamente. Tenemos la opción de recibir la verdad de Dios, creerla y vivirla. Y tenemos la opción de no recibirla y pagar el precio.

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> mateo | Leave a comment

La Bondad y la Justicia de Dios – Mateo 20:1-16

Nuestro mundo tiene un criterio de quienes merecen recibir el bien y quienes el mal. Esto es obvio que a pesar de que se habla mucho de justicia, no hay tal cosa en nuestro mundo, por lo menos no basada en una regla objetiva. Hay tantos criterios que es difícil determinar quién merece qué.

En los Estados Unidos la idea es que los que trabajan más y mejor son los que merecen ser recompensados por sus esfuerzos. Aunque es admirable, no es la manera que Dios trabaja. La bondad y la misericordia de Dios no se basa en criterios externos o humanos. Nuestra idea de justicia es muy diferente a la de Dios.

“Para la mayoría de nosotros injusticia es lo que nos pasa para nuestra desventaja, mientras que lo que nos pasa para nuestra ventaja es buena suerte.” – Klyne R Snodgrass, Historias con intención: una guía completa de las parábolas de Jesús.

Esta historia nos enseña que la bondad y misericordia de Dios no está basada en un criterio humano e injusto. La bondad y misericordia de Dios está basada en su justicia. Su justicia es parte de su carácter bondadoso y misericordioso. Esto nos ayuda a nosotros como seguidores de Cristo a evitar el tener envidia de que Dios favorece a unos pero no a otros basado en un criterio de comportamiento. Ciertamente, Dios nos manda a ser obedientes pero esto no establece ningún criterio de rango entre sus seguidores. No me sorprendería si en el reino de Dios, serviré a muchos de mis hermanos que vivieron vidas pobres, sufrieron mucho y fueron últimos en muchas áreas incluyendo lo material. Pero Dios los honrará en el reino y es muy posible que nosotros recibiremos menos honra.

 

 

 

 

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> Dios es justo, mateo, Mateo 20, Uncategorized | <span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-tag-links">Tagged</span> , | Leave a comment

Una historia de perdón – Mateo 18:21-35

El perdón es quizás la distinta más significante del cristiano aparte del amor. Lo vemos en este caso. El Señor habló sobre el perdón y hoy aprenderemos de una historia de perdón que el compartió con sus seguidores.

Esta historia cabe dentro de las parábolas del reino que aplican a la vida de los seguidores de Jesús (no están dirigidas a las personas en general). Son parábolas que hablan de la manera de vivir del discipulo de Cristo que ha experimentado el reino (ha encontrado el tesoro escondido, la perla de gran precio). Lo que nos enseña es una distintiva esencial (no negociable) para un seguidor de Cristo.

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> Mateo 18, misercordia, misericordia de Dios, perdón | Leave a comment

El valor del reino de Dios – Mateo 13:44-46

Todas las parábolas tienen una enseñanza un punto central espiritual. El Señor las usó para enseñar algo espiritual sobre la vida espiritual (necesitamos hacer o no hacer), su reino (cómo es, cómo debemos actuar) y su segunda venida (cómo será, cómo debemos esperar). Hay aproximadamente 50 parábolas que el Señor usó en sus enseñanzas. El propósito de las parábolas es aplicar la verdad que se enseña a la vida del oyente. Cuando el Señor habló en parábolas o estas historias es para que nosotros apliquemos la verdad enseñada a nuestra vida. En algunas parábolas como las que miramos hoy, la aplicación es directa cuando dice “el reino de los cielos es semejante” o “el reino de Dios es semejante”. En otras palabras nos quiere mostrar el valor del reino de Dios a través de estas breves comparaciones o historias. ¿Qué significa esto para nosotros hoy día?

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> mateo, reino de Dios | Leave a comment

El Misterio de Nuestra Fe – 1 Timoteo 3:16

El domingo de resurrección (no la Pascua, o día del conejo) se celebra o festeja en muchos países del mundo. ¿Qué se festeja? Se festeja que el Señor Jesucristo después de haber sido matado por hombres malvados de una manera cruel, resucitó al tercer día. Esto lo sabemos como narración o aun algo que mentalmente entendemos. Obviamente tenemos también los que no creen que este evento sucedió, pero ellos tienen que proveer evidencia que esto no fue así. No basta decir que no lo crees. Esto no funciona así. Tu puedes creer que el las nubes no son verdaderas pero esto no cambia el hecho de que existen. Quizás no sean exactamente como se ven pero no cambia que son reales. Pero para muchos de nosotros, la resurrección sucedió. Celebramos este hecho: cantamos juntos, decimos las palabras de una manera superficial. Quizás eres creyente verdadero o quizás eres “cristiano cultural”, no puedo ver dentro de tu corazón. Pero el Señor si lo sabe. La resurrección es más que un evento histórico que celebramos. Es el “misterio” más grande de la fe del que ha creído en Cristo. Hoy queremos ver que significa y envuelve este “misterio” de nuestra fe y que implica para nosotros hoy día. El pasaje en que nos enfocaremos en 1 Timoteo 3:16 tiene que ver con la Iglesia, los que han creído en la verdad de que Jesucristo murió, fue sepultado y resucitó al tercer día. Este pasaje es poético ya que era un himno que la iglesia cantaba que expresaban las verdades sobre la base de la vida cristiana. El fundamento de la iglesia es Jesucristo, Hijo de Dios quien resucitó. Este himno ofrece un resumen de lo creemos los seguidores del Señor. “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.”

 

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> Uncategorized | <span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-tag-links">Tagged</span> , , , | Leave a comment

Podcast

No te pierdas ningún episodio. Apúntate al podcast.

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> podcast | <span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-tag-links">Tagged</span> | Leave a comment

¿Quién te anima cuando te sientes deprimido o abrumado?

A principios de este mes, estaba leyendo y trabajando a través de Deuteronomio 31:1-8 en mi nueva Biblia de lectura de el mensaje de oración y me encontré con una pregunta que me sorprendió y me dejó desconcertado. Preguntaba: “¿Quién en tu vida te anima cuando te sientes intimidado o abrumado? ¿Qué notas sobre cómo te animan?”. [1] No mucha gente vino a la mente aparte de mi familia, especialmente mi esposa. Como pastor, se espera que seamos los animadores en la vida de las personas, pero a menudo no obtenemos lo mismo.  En ese momento, mientras pensaba en quiénes eran los que me animaban, me sentí un poco, debería decir, desanimado. Pero esto no debería ser.

Todos nosotros enfrentamos desaliento o nos sentimos abrumados en nuestras vidas, los pastores y líderes no están excluidos. John Bunyan escribió sobre esto en su famosa alegoría de la vida cristiana en El Progreso de Peregrino. Necesitamos que otros nos animen cuando la vida se pone difícil, estamos pasando por cambios, dificultades o desafíos o cuando simplemente enfrentamos nuestros días sombríos. Esto es lo que Moisés le hizo al pueblo de Israel y a su nuevo líder Josué cuando se preparó para dejar este planeta. Sus palabras para ellos también resonaron en mí:

“Sé fuerte. Toma valor. No te dejes intimidar. No les des un segundo pensamiento porque Dios, tu Dios, está caminando delante de ti. Él está ahí contigo. Él no te defraudará; no te dejará”.

7-8 Entonces Moisés convocó a Josué. Él le dijo con todo Israel observando: “Sed fuertes. Toma valor. Entrarás en la tierra con este pueblo, esta tierra que Dios prometió a sus antepasados que les daría. Los convertirás en los orgullosos poseedores de ella. Dios está caminando delante de ti. Él está ahí contigo. Él no te defraudará; no te dejará. No te dejes intimidar. No te preocupes.” – Mi Traducción de El Mensaje

Sí, Dios está de nuestro lado. No nos defraudará. No nos dejará. Pero necesitamos que la gente nos diga esto también.

La sección “Orar” de este devocional terminó con “Ora por tu propio liderazgo, para que seas un estímulo para aquellos en tu vida que lo necesitan”.[2]

Mientras pensaba en la falta de aliento que recibo, esta fue una buena manera de cambiar eso. Quiero ofrecer aliento a aquellos en mi vida que lo necesitan. Puede ser tan simple como “Buen trabajo” o “Veo cómo Dios te está usando…” o “Puedo ver cómo estás creciendo en Cristo…”.

¿Y tú? ¿Cómo respondes a la pregunta : “¿Quién en tu vida te anima cuando te sientes intimidado o abrumado”?

[1] El Mensaje Oración Lectura Biblia por Eugene H. Peterson, (NavPress, 2022), p. 330.

[2] Ibídem.

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> Uncategorized | Leave a comment

Who encourages you?

At the beginning of this month, I was reading and working through Deuteronomy 31:1-8 on the my new The Message Prayerful Reading Bible and came upon a question that startled me and left me disconcerted. It asked, “Who in your life encourages you when you are feeling intimidated or overwhelmed? What do you notice about the way they encourage you?”.[1] Not many people came to mind aside from my family, especially my wife. As a pastor, we are expected to be the encouragers in people lives but we often don’t get the same.  At that moment, as I thought of who were those that encouraged me,  I felt a bit, should I say, discouraged. But this shouldn’t be.

All of us face discouragement or become overwhelmed in our lives, pastors and leaders are not excluded. John Bunyan wrote about this in his famous allegory of the Christian life in Pilgrim’s Progress. We need others to encourage us when life gets tough, we are going through changes or difficulties or challenges or when we just face our gloomy days. This is what Moses did to the people of Israel and their new leader Joshua as he got ready to hand the baton and leave this Earth. His words to them resonated with me as well:

“Be strong. Take courage. Don’t be intimidated. Don’t give them a second thought because God, your God, is striding ahead of you. He’s right there with you. He won’t let you down; he won’t leave you.”

7-8 Then Moses summoned Joshua. He said to him with all Israel watching, “Be strong. Take courage. You will enter the land with this people, this land that God promised their ancestors that he’d give them. You will make them the proud possessors of it. God is striding ahead of you. He’s right there with you. He won’t let you down; he won’t leave you. Don’t be intimidated. Don’t worry.” – The Message

Yes, God is on our side. He won’t let us down. He won’t leave us. But we need people to say this to us as well.

The “Pray” section of this devotional ended with “Pray for your own leadership, that you will be an encouragement to those in your life who need it.”[2]

As I thought about the lack of encouragement I receive, this was a good way to change that. I want to offer encouragement to those in my life that need it. It may as simple as “good job” or “I see how God is using you…” or “I can see how you are growing in Christ…”.

How about you? How do you answer the question, “Who in your life encourages you when you are feeling intimidated or overwhelmed”?

[1] The Message Prayerful Reading Bible by Eugene H. Peterson, (NavPress, 2022), p. 330.

[2] Ibid.

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> encouragement, encouraging, Encouraging others | <span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-tag-links">Tagged</span> , | Leave a comment

Christians, We Need Meekness

I didn’t want to dignify what the media has been talking about what happened at the Oscars. If you’re a Christian and haven’t seen or heard it, don’t worry, you haven’t missed much. The world we live is full of contradictions as to how we should live and this is because absolute moral values no longer exist. Everything is relative. On the one hand they say that violence is bad but on the other hand it is acceptable as long as you are defending your rights. The world exalts people who defend themselves and take it out on others, especially when they are offended.

Meekness is not a virtue cherished, proclaimed, or procured in our world. However, it is a virtue that as Christians we need more and must have.

The Lord Jesus Christ said that meekness is a quality of His followers.

“Blessed are the meek, for they shall inherit the earth.” Matthew 5:5

Meek means to control our physical strength.  The meek person understands who he is before God and does not need to demonstrate anything with his strength. Why? Because we have nothing to lose. We understand that we are sinners who deserve nothing from the Lord. And yet God has assured us of our rights as His children in His kingdom. This is why Scripture commands us to not give in to anger.

Don’t be angry or furious.
Anger can lead to sin.
All sinners will disappear,
but if you trust the Lord,
the land will be yours.

10 Sinners will soon disappear,
never to be found
.”  (Psalm 37:8-10)

Proverbs 16:32 tells us that a person who controls his emotions, especially anger when provoked, is better than one who conquers a city. The world does not praise, admires, or teaches being meek. It teaches us the opposite, to be strong and aggressive. The meek does not respond or fights physically.  The world applauds the aggressive who takes it out on others, but not God.

Meekness is not a quality often spoken of by great leaders.  Meekness is to be humble and gentle.  It is someone who does not turn angry quickly. It is someone who does not easily gets upset or becomes violent. He is someone who has a lot of patience before getting angry. It is someone who is not always on the offensive expecting that someone will hurt him. Generally, the person with meekness is harmed and offended more than others.

Meek means not becoming resentful easily or holding a grudge when we are hurt. Why? because we recognize what our position is before God. We are sinners who have received God’s mercy and grace.

“Meekness is to show a submissive character in the face of provocation, the willingness to suffer and not cause harm. The meek person leaves everything in the hands of the One who loves and cares.”  – Hendricksen

Our Lord Jesus Christ exemplified meekness: Take my yoke on you and learn from me, because I am gentle and humble in heart, and you will find rest for your souls.” Matthew 11:29

If we are talking about great leaders who might have felt superior or with a lot of authority, Moses was that leader. He lead more than two million people. He could have been a strong commander, the dictator type. However, he was not. He learned to be meek and humble, possibly during his time in the wilderness (remember he killed an Egyptian before fleeing). No doubt he continued to learn meekness in leading the people of Israel. The Bible says of him:

“And that man Moses was very meek, more than all the men on the earth.”  Numbers 12:3

This is after his sister and brother had murmured against him as a leader. Moses did not defend himself. God defended him and became angry against Mary and Aaron. She ended up with leprosy and was restored until Moses prayed for her. I love his prayer:
“Then Moses cried to the Lord, “Heal her now, O God.” (v. 13)

He prayed that he would heal her at that time and not after she had “paid” for what she did. This shows his meekness. Moses was like Christ. And for this he was blessed by God.

Although it is difficult to be meek and give up our “rights,” God promises us that He will give us every right to inherit the earth: Blessed are the meek, for they will inherit the earth.” Matthew 5:5

What a privilege! We will be joint heirs and owners with Christ. We will reign with Him because of our meekness.

But the meek shall inherit the land and delight themselves in abundant peace” (Psalm 37:11)

How are you developing your meekness? Remember that meekness is a fruit of the Spirit (Gal. 5:23). It comes as a result of our submission to the Spirit of God.

 

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> Matthew 5, Meekness | <span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-tag-links">Tagged</span> , | Leave a comment

Queridos Cristianos el Mundo Necesita ver Mansedumbre en Nosotros

No he querido dignificar lo que los medios de comunicación ha estado hablando sobre lo que pasó en los Oscars. Si eres cristiano y no lo haz visto ni escuchado, no te preocupes, no te has perdido de mucho. El mundo en que vivimos está lleno de contradicciones en cuanto a la manera de vivir y esto se debe a que los valores absolutos morales ya no existen. Todo es relativo. Por un lado se proclama que la violencia es mala pero por otro lado es aceptable siempre y cuando estás defendiendo tus derechos. El mundo exalta a las personas que se defienden y se desquitan de otros, especialmente cuando son ofendidas.

La mansedumbre no es una virtud apreciada, proclamada ni procurada en nuestro mundo. Sin embargo, es una virtud que como cristianos necesitamos mas y debemos tener.

El Señor Jesucristo dijo que la mansedumbre es una cualidad de sus seguidores.

“Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.” Mateo 5:5

Manso significa controlar nuestra fuerza externa. La persona mansa entiende quién es delante de Dios y no necesita demostrar nada con su fuerza. ¿Porqué? Porque nosotros no tenemos nada que perder. Entendemos que somos pecadores que no merecemos nada del Señor. Y sin embargo, Dios nos ha asegurado nuestros derechos como sus hijos en su reino. Es por esto que la Escritura nos manda a dejar la ira y el enojo.

“Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo. Porque los malignos serán destruidos,Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra. Pues de aquí a poco no existirá el malo;Observarás su lugar, y no estará allí.” (Salmo 37:8-10)

Proverbios 16:32 nos dice que una persona que controla sus emociones, especialmente el enojo cuando es provocada es mejor que uno que conquista con fuerza. El mundo no elogia, ni admira ni enseña el ser mansos. Nos enseña lo opuesto, a ser fuertes y agresivos. El manso no responde o pelea físicamente. El mundo aplaude al agresivo que se desquita, pero no Dios.

La mansedumbre no es una cualidad que a menudo se habla de los grandes líderes.  Manso es ser humilde y apacible. Es alguien que no se enciende con enojo rápidamente, no se altera, no es violento. Es alguien que tiene mucho aguante antes de enojarse. Es alguien no está siempre a la expectativa que alguien le hará daño. Generalmente, la persona con mansedumbre es dañada y ofendida más que otros.

Manso significa no resentirse fácilmente o guardar rencor cuando nos hacen daño. ¿Porqué? porque reconocemos cuál nuestra posición delante de Dios. Somos pecadores que hemos recibido la misericordia y gracia de Dios.

“La mansedumbre es mostrar un carácter sumiso ante la provocación, la disposición a sufrir y no causar daño. La persona mansa deja todo en las manos de Aquel que ama y cuida.” – Hendricksen

Nuestro Señor Jesucristo ejemplifico la mansedumbre: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón” Mateo 11:29

Si hablamos de líderes grandes que pudieran haberse sentido superior o con mucha autoridad, Moisés fue ese líder. Lidero a más de dos millones de personas. El pudiere haber sido un caudillo fuerte, al tipo dictador. Sin embargo él no fue así. Él aprendió a ser manso y humilde, posiblemente durante su tiempo en el desierto (recordemos que mató a un egipcio antes de huir). Sin duda siguió aprendiendo mansedumbre al dirigir al pueblo de Israel. La biblia dice de él:

“Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra.” Números 12:3

Esto lo dice después de que su hermana y su hermano habían murmurado contra él como líder. Moisés no se defiende. Dios lo defiende y se enoja contra María y Aarón. Ella termina leprosa y es restaurada hasta que Moisés ora por ella. Me encanta su oración:
“Entonces Moisés clamó a Jehová, diciendo: Te ruego, oh Dios, que la sanes ahora.” (v. 13)

Oró para que la sanará en ese momento y no después de que hubiera “pagado” lo que hizo. Esto demuestra su mansedumbre. Moisés era como Cristo. Y por esto él fue bienaventurado, dichoso de parte de Dios.

Aunque es difícil ser manso y ceder nuestros “derechos”, Dios nos promete que nos dará todo el derecho de heredar la tierra: “Porque ellos recibirán la tierra por heredad” Mateo 5:5

¡Qué privilegio! Seremos coherederos y dueños con Cristo. Reinaremos con Él debido a nuestra mansedumbre.

“Pero los mansos heredarán la tierra y se deleitarán por la abundancia de paz.” (Salmo 37:11)

¿Cómo estás desarrollando tu mansedumbre? Recuerda que la mansedumbre es un fruto del Espíritu (Gál. 5:23). Viene como resultado de nuestro sometimiento al Espíritu de Dios.

<span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-cat-links">Posted in</span> mansedumbre, mateo 5 | <span class="entry-utility-prep entry-utility-prep-tag-links">Tagged</span> , , | Leave a comment